¡Feliz día de Sant Jordi!

Publicado en: General | 0

Hoy día 23 de abril se celebra la fiesta del patrón de los scouts, Sant Jordi. Pero, ¿sabes realmente quien era Sant Jordi y porque es él el patrón de los scouts?

Santo Patrono de los Scouts

En Escultismo para Muchachos, Baden-Powell se refirió a los Caballeros de la Mesa Redonda de la Leyenda del Rey Arturo y a Sant Jordi que era su Santo Patrono. El sigue diciendo “Él es también el Santo Patrono de los Scouts en todo el mundo. Sant Jordi es el típico ejemplo de lo que un Scout debe ser.”

“Cuando él enfrentaba una dificultad o un peligro, sin importar lo grande que pareciera, aun en la forma de un dragón, él no lo evitaba o le temía sino que lo enfrentaba con todo el poder que podía… Esto es exactamente lo que un Scout debe hacer cuando enfrenta una dificultad o un peligro sin importar que tan grande o terrible pueda ser. Él debe enfrentarlo con valor y confianza, usando toda su fortaleza para tratar de vencerlo, y la probabilidad es de que él tendrá éxito”.

“El 23 de Abril es el día de Sant Jordi, y en ese día, los Scouts se recuerdan a si mismos que deben cumplir con su Promesa y Ley Scout. No que un Scout la pueda olvidar, pero en el día de Sant Jordi, el dedica especialmente su voluntad a recordarla y cumplirla. Recuerda esto el próximo 23 de Abril.”

Sant Jordi, la Historia y la Leyenda.

Se cree que Sant Jordi vino de Cappadocia en el Asia Menor y vivió en tiempos del Emperador Romano Diocleciano, 245 a 313 d.C. y se convirtió en un oficial de caballería de alto rango en el ejército romano. El se rehusó a cumplir las órdenes de Diocleciano de perseguir a los cristianos, por lo que en consecuencia sufrió tortura y la muerte él mismo.

Sant Jordi fue canonizado en el año de 494, el Papa Gelasius lo proclamó uno de esos “cuyos nombres son venerados por los hombres pero cuyos actos son solo conocidos por Dios”.

La leyenda de Sant Jordi, que es una alegoría que ilustra el triunfo del bien sobre el mal, nos cuenta como él cabalgó a la ciudad de Silene en lo que ahora es Libia, para encontrar a la gente aterrorizada por un dragón que era alimentado diariamente con uno de sus ciudadanos. La siguiente víctima iba a ser Cleolinda, hija del Rey, pero Sant Jordi montó su caballo y fue en busca del dragón al cual asesinó liberando así al pueblo de su opresor.

Así, ya sea en el contexto de la historia o de la leyenda, para Baden-Powell, Sant Jordi representa las cualidades de desinterés y coraje físico y moral que él vio como parte de los objetivos de formación del Escultismo.

 

Dejar un comentario